El entorno

El entorno

El término municipal de Palau-sator reúne los pequeños pueblos de Palau-Sator, Fontclara, San Julián de Boada y Sant Feliu de Boada, junto con el vecindario de Pantaleu, que forman un conjunto de extraordinario encanto, donde todavía es posible respirar las esencias del Empordà más profundo. Parece, de modo, que en ellos el tiempo se haya detenido y conservan intacta la personalidad propia de la comarca más tradicional.

El municipio se encuentra emplazado justo en medio de la rica llanura aluvial de la derecha del río Daró, en el sector cercano al Lago de Pals, un territorio que ha sido la fuente tradicional de riqueza de estos pueblos, de marcado carácter agrícola y ganadero.